LA EMPATÍA DE SER MADRE

En estos días en los que todos estamos pendientes de ese pequeñín de dos añitos atrapado, creo que cualquiera puede imaginarse el dolor por el que pueden pasar unos padres en una situación así.

Pero también creo que sólo cuando se tienen hijos, se es capaz verdaderamente de comprender ese dolor, porque por mucho que uno se hubiera imaginado lo que se les puede llegar a querer, en este caso la realidad siempre lo supera.

Antes de tener hijos ya me enfrentaba a situaciones duras debido principalmente a mi trabajo y las afrontaba de manera muy diferente a como lo hago ahora siendo madre. Mi empatía desde entonces es aún mucho mayor.

Por suerte o por desgracia he vivido situaciones en las que he visto a niños viviendo en condiciones infrahumanas.

He visto a niños abandonados en su propia casa, encerrados sin poder salir durante días porque sus padres se habían ido a cometer diferentes delitos ya que vivían de ello y sentir una punzada en el corazón viendo como esos mismos niños se abrazaban llorando a sus padres al verles regresan buscando el refugio que precisamente éstos no les daban, pero que para esos pequeños, ellos, sus padres, seguían siendo la mejor mamá y el mejor papá del mundo, de su mundo.

He recogido a un niño de tres añitos perdido en medio de la carretera en pleno invierno, descalzo y en pijama, porque había salido de su casa sin que su madre se enterara (mientras pasaba la aspiradora) y no supo volver. Ver la cara de esa madre al entregarle a su hijo, ver ese estado de nervios que cualquier madre tendríamos en esos momentos, de no saber si abrazarle y no soltarle nunca, de regañarle, de enfadarte, de comértelo a besos, es algo que impresiona y te llega al corazón. Siempre recordaré su abrazo dándonos un millón de gracias, por haberle devuelto lo más preciado que tenía.

He visto a un padre en el mayor estado de ansiedad que he visto jamás porque su pequeñín de un mes de vida no respiraba. No hay palabras para explicar lo que sientes en ese momento.

He visto como una niña que estaba perdida lloraba un mar de lágrimas porque no quería venirse con nosotros ya que su mamá le decía cuando veía a un policía que si se portaba mal iban a venir a llevársela (frase típica cuando se portan mal un niño y al verte dicen los padres: mira la policía como te vean hacer eso van a venir a llevarte…) en fin esto es algo que ya comentaré en otra entrada más detenidamente ya que creo es un grave error inculcarle eso a los niños pienses lo que pienses de la policía, por ellos, no debería hacerse.

Y así podría contar muchísimos casos más en los que lo único en lo que puedes pensar es en tus hijos, sólo en eso, en tus niños, en tu vida.

Antes de ser madre lo veía todo de forma diferente, porque no conocía lo que es el miedo realmente, un miedo insuperable, el miedo a que le pase algo a tus hijos.

Pero desde que nació mi chico mayor estas situaciones no las vivo igual, se me pone un nudo en la garganta, se me corta la respiración, se me bloquea el habla, pero tu responsabilidad es mantener todos esos sentimientos a raya, ya que precisamente eres tú quien debe mantener la calma y controlar la situación en la medida de lo posible. Y se hace duro, muy duro, porque precisamente por ser madre puedo comprender ese sufrimiento, ese dolor o esa alegría a la perfección.

En momentos así no puedo quitarme de la cabeza a mis hijos, doy gracias por que estén sanos, porque mientras yo estoy viviendo esas situaciones ellos están jugando en casa con su papá, o están dormidos en sus camitas, están cuidados, son felices y entonces me doy cuenta de lo afortunados que son, de lo afortunados que somos por estar juntos, por todo lo que tenemos.

Así que en mi opinión y bajo mi experiencia creo que la maternidad (y la paternidad por supuesto también) te hace ser una persona mucho más empática, te hace comprender mejor el dolor de los demás y por lo tanto sufrir más, pero también te hace ser mejor persona, así que como todo en la maternidad, esto, también compensa.

Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s