AÑO NUEVO, PERO TAMBIÉN AÑO BUENO. PROPÓSITOS MUY RECOMENDABLES

Pues ya estamos en los últimos días del año y aparte de ir preparando la cena de nochevieja, empezamos a pensar en los nuevos propósitos del año que está por venir.

Cada vez que llegan estas fechas solemos hacer un repaso de lo que nos ha dejado el año que se va y lo que esperamos del año que empieza. Y por supuesto hacemos una lista (ya sea mental o escrita) de cosas que nos planteamos hacer y cambiar para estos días y meses que tenemos por delante.

Solemos pensar en cosas como ir al gimnasio de una vez por todas (y dejar de ser esos clientes de oro que pagan la cuota y luego no aparece por allí y sólo nos conocen por la foto del carnet), otras como perder peso, soltar esos kilos que nos acompañan desde hace años y que cada año nuevo nos planteamos despedirnos de ellos sin mucho éxito en mi caso (soy un desastre haciendo dietas), practicar más deporte, dejar de fumar, ahorrar para comprarnos un coche, una casa o muchas cosas más. En fin, todos estos propósitos no quiero decir que estén mal ni mucho menos, de hecho son los que yo me he planteado siempre, pero creo que hay otros que nos cambiarían mucho más la vida.

Y porque no plantearse este año esos propósitos que nos mejorarían la vida, que no nos requieren un gran esfuerzo (aunque parezca que sí) y que podemos hacer aunque no dispongamos de mucho tiempo, que ya sabemos que la mayoría es algo de lo que no disponemos y que es de las cosas más valiosas que tenemos.

Así que por si os sirve de ayuda y queréis ponerlos en práctica, aquí os dejo algunos de los propósitos que yo voy a seguir manteniendo y que creo que son verdaderamente importantes para ser felices y disfrutar de cada uno de los momentos que nos regala la vida, estos son:

Querernos más a nosotr@s mismos.

Pues así como suena y sin más, ya va siendo hora de querernos un poquito más y dejar de ser tan duros con uno mismo. Aprender a valorarnos, a valorar lo que en el día de hoy somos, en lo que nos hemos convertido. Lo más fácil es ser crítico con uno mismo, exigirnos mejorar y recriminarnos cuando nos equivocamos. ¡¡Nooo!! no nos merecemos eso. Cada día hacemos un esfuerzo por mejorar lo que consideramos que se puede mejorar y aunque no lo consigamos a la primera y fallemos debemos felicitarnos, sentirnos orgullosos y volver a intentarlo. Igual que no recriminaríamos ni presionaríamos a diario a nuestros seres queridos porque sabemos que eso no sería justo y ellos se cansarían de nosotros, no debemos hacérnoslo a nosotros mismos porque tampoco es justo y nosotros debemos ser nuestro ser más querido, aunque a veces se nos olvide.

Aprende a perdonar y ponlo en práctica.

No tienes porque perdonar a alguien a quién te resulte muy difícil perdonar, quizá eso podrá venir con el tiempo. Empieza por perdonar las pequeñas cosas que te han hecho y no te han gustado, como esa persona que no te sujetó una puerta, a quién no te dejó cambiarte de carril cuando ibas con el coche, esa persona que sabes que no hizo un comentario acertado sobre ti, al fin y al cabo ¿quién no se ha equivocado alguna vez y ha actuado como no debía?

Sé un buen ejemplo para tus hijos.

A veces exigimos a nuestros hijos cosas que nosotros no cumplimos. Les regañamos si se enfadan mucho, si lloran mucho, si son contestones, si nos hablan gritando y muchas cosas más. Pero sin darnos cuenta nosotros cuando perdemos los nervios por estrés les gritamos más de la cuenta, les regañamos porque no nos queda paciencia y muchas de las veces ellos no tienen la culpa de nuestros enfados, les contestamos de una forma inapropiada porque estamos cansados de mil horas de trabajo en casa y fuera de ella. Cuando queremos llorar, lloramos y nos gustaría que nadie nos lo recriminara. Así que este años debemos hacer un esfuerzo y cambiar esto. Entender que son niños y sólo lo serán una vez, respetarlos y entenderlos. Si nosotros cambiamos nuestra actitud ellos sin duda cambiaran la suya. Hazlo por ellos, merecerá la pena.

Sé aún más amable y sonríe.

Si quieres sentirte bien, haz algo bueno. Ser amable incluso en circunstancias en las que no nos apetece serlo hará que cada vez nos sea más fácil tener amabilidad. Pensamos que sonreímos cuando estamos contentos, cuando estamos alegres, pero la verdad es que el hecho de sonreír es lo que nos conduce a la alegría. Tener amabilidad puede llevarse a cabo de muchas maneras ya sea con palabras, con actos o prestando ayuda a quien la necesite, no tienen porque ser grandes actos los que realicemos si no pequeños gestos que cualquiera podemos hacer en nuestro día a día, como son un saludo cercano y cariñoso, sujetar la puerta a alguien, ayudar a llevar algo que pese a quién no puede, ceder el paso a otro coche mientras conducimos, aunque nosotros tengamos la preferencia y así miles de cosas que harán que alguien se alegre de haberse cruzado contigo.

Busca la paz interior y aprende a encontrarla.

Sí, sé que suena muy místico y espiritual, pero de verdad que es algo que nos hará encontrarnos más felices. A veces en nuestra vida tenemos la sensación de que nos falta algo aunque aparentemente tengamos todo lo necesario para ser felices, pero tenemos una sensación de vacío, que no nos deja sentirnos plenos y que por mucho que nos refugiemos en nuestros hijos, en la familia o en el trabajo no desaparece. Sólo se irá cuando seamos capaces de encontrar esa ansiada paz interior.

Bien, pues estos son algunos de los propósitos que para mí humilde opinión (cada uno somos diferentes y daremos prioridad a unas cosas u otras) deberían estar incluidos en nuestra lista de objetivos para este año nuevo que en unos días comenzará.

Espero que os haya gustado tanto leerlo como a mí escribirlo, son unas reflexiones que me serán muy útiles a mí misma para disfrutar de un, esperemos estupendo 2019.

Felices fiestas, feliz año nuevo y que tengáis un año bueno!!

Ana

Felices Fiestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s